Nuestro Blog

¿Has mirado los filtros? Evita esa pregunta

Lamentarse de problemas en la instalación del agua doméstica cuando no se ha ido revisando previamente el estado de los filtros será algo imperdonable. Y es que debemos estar siempre alerta de que los filtros están limpios y adecentados, por lo que lo más conveniente es llevar a cabo revisiones de manera periódica. Pasar más de un año sin preocuparnos por estos instrumentos será un error impagable. Es por eso por lo que es tan importante no esperar a que se produzca un contratiempo. Antes de que los expertos acudan a nuestra vivienda para preguntarnos acerca del estado de los filtros, lo mejor es haberse puesto las pilas y haber corregido futuras anomalías técnicas.

No obstante, resulta esencial saber muy bien cómo es la calidad del agua que acaba entrando en nuestra casa. Esto nos ayudará para determinar con mayor precisión el filtro que necesitamos. Habría que llegar a saber qué tipo de contaminantes posee el agua, ya que sin esto sería complicado poder adquirir un filtro nuevo, en caso de necesitarlo. Toda la información que se tenga será favorable para después poder maniobrar en consecuencia; así, es bueno conocer la procedencia del agua, el nivel de cloro con el que cuenta, si viene con nitratos, si puede llegar a tener una cantidad de plomo, el nivel de arsénico, el tratamiento que tiene, si viene directa de un pozo o un río, si procede de un lago, si viene con mal sabor, si cuenta con un color raro, etc.

Y es que, como no podía ser de otra forma, la información previa que se maneje resultará fundamental a la postre. Analizar el agua puede darnos una buena prueba acerca de la salud de los filtros o de la necesidad de cambiarlos; a veces merece la pena solicitar la ayuda de un análisis de agua, sobre todo cuando se sospeche que se están produciendo anomalías en la filtración. Cerciorarnos de que el agua sale saludable de los grifos no será ni mucho menos un gasto, sino una inversión a medio y largo plazo.

También será conveniente tener unas nociones previas sobre las tecnologías de filtrado que existen en nuestros días. La calidad del agua de nuestra vivienda se puede mejor en estos días gracias a la filtración a través del carbón activado, las membranas de ultrafiltración, la desinfección con UV o la ósmosis inversa. Resulta lógico que los inquilino de una vivienda no manejen estos término que acabamos de citar con normalidad, ya que responden a una terminología propia del tratamiento de aguas o del campo de la química; no obstante, cuanto más se sepa, mejor será para lograr la máxima calidad en el agua que consumimos a diario.

Cuando los filtros se encuentren en una situación delicada, es bueno no dejarse asesorar por gente no cualificada. Los comerciales de algunas compañías pueden aprovechar la coyuntura y la situación de debilidad de nuestros filtros para acabar vendiéndonos cosas que no necesitamos. Lo esencial es rodearse de gente con conocimientos, de expertos en el mundo de la fontanería y la albañilería. Estos profesionales del sector siempre podrán darnos el mejor servicio de mantenimiento, algo que, a medio plazo, agradeceremos enormemente. Las tareas de revisión y de limpieza de filtros serán útiles para minimizar cualquier amenaza que esté incubándose. Es vital vigilar que no se produzcan grietas en los filtros, que los niveles de arena no se descontrolen, que las tapaderas no estén mal puestas, que el agua no termine por rebosar.

A veces no hace falta tener en nuestra casa los filtros más complejos y costosos del mercado, sino que será suficiente contar con mecanismos que se ajustan a los requerimientos de nuestras aguas. Habrá que tener en cuenta otras muchas variables a la hora de contar en casa con filtros fiables y eficientes. Y es que deberemos cuadrar las cuentas de la economía doméstica, de modo que queden recogidos los gastos de mantenimientos y los posibles recambios y pieza que habrá que ir adquiriendo, los gastos de reparación de piezas especialmente sensibles, los gastos de instalación, los gastos de electricidad derivados de las calderas, etc.

A la hora de controlar los filtros, o de repararlos o de instalarlos de cero, será también una variable a tener en cuenta las características del mecanismo, la marca a la que pertenece, el modelo y los detalles generales del fabricante. Las certificaciones de calidad nos darán una prueba de que estamos ante un filtro de una empresa seria, por lo que no habrá problemas con el suministro en los próximos años. Por último, hay que tener muy claro que llevar a cabo un mal mantenimiento de los filtros puede desembocar en riesgo para la salud, en enfermedades y en infecciones. Es por ello por lo que es mejor no esperar a que los expertos nos llamen la atención sobre los filtros, sino preocuparnos por que estén en un estado óptimo.

Instalación de un termo eléctrico

Si buscas mejor la calefacción de tu vivienda, ya es momento de que te deshagas del viejo termo que siempre utilizas. Primeramente, porque su modo de encendido utilizando una cerrilla o un encendedor es realmente muy peligroso y puede poner en riesgo la integridad tuya y la de tu familia. Además, los termos eléctricos de la actualidad son, en líneas generales, muy fáciles de usar, seguros de encender y mucho más efectivos que los viejos termos. Así que, si ya te decidiste instalar un termo eléctrico en tu casa, sea por las razones que sean, en este artículo te vamos a ayudar a hacerlo dejándote una guía de cómo instalarlo de manera fácil y rápida.

Termos eléctricos: principales diferencias

No nos apresuremos, antes de saber cómo instalar un termo eléctrico, primero debemos saber ¿por qué queremos instalar uno? ¿Realmente existen diferencias notables entre un termo eléctrico y un viejo termo? Para responder a esas preguntas comencemos mencionado el modo de encendido de ambos aparatos. Los viejos termos se encienden mediante una chispa que nosotros debemos proporcionársela con una cerilla o encendedor, en cambio, los termos eléctricos actuales se encienden automáticamente por la corriente eléctrica a la que hemos enchufado el termo para que funcione. De manera que con los termos eléctricos no corremos riesgo de quemarnos o nada por el estilo.

Los viejos termos, además, utilizan gas para su funcionamiento, por lo que en teoría son un bombo que, ante cualquier error que cometamos al momento de encenderlos, pueden explotar y causar una tragedia en nuestra vivienda. En contraste, los termos eléctricos solo basta enchufarlos para encenderlos y enseguida tendremos el agua caliente que necesitamos para bañarnos o para cocina. Lo mejor de algunos termos eléctricos, en términos de seguridad, es que no utilizan gas, sino solamente energía eléctrica para calentar el agua por medio de una resistencia, lo cual los hace bastante seguros de usar en nuestra vivienda. Por supuesto, existen termos eléctricos que usan gas y que se enciende mediante una chispa eléctrica.

Otra característica que hace superior a los termos eléctricos frente a los termos viejos, es que los termos eléctricos cuentan con un regulador de temperatura que podemos modificar para obtener el agua a la temperatura que deseemos. Esto es especialmente útil para bañarnos con la temperatura de agua adecuada que no afecte nuestra piel o para calentar el agua al punto de ser útil para usar en la cocina sin la necesidad de utilizar mucho gas para cocinar los alimentos. Además, con este regulador de temperatura podrás ahorrar en luz, al llevar la temperatura al máximo solo cuando sea necesario y mantener en el mínimo cuando no lo estés usando.

Instalación de un termo eléctrico paso a paso

Los termos eléctricos que utilizan gas para producir el calentamiento del agua son especialmente complejos de instalar, ya que, al mínimo error que se cometa, se puede sufrir un grave accidente, como, por ejemplo, una explosión a raíz de una fuga. Por ello, te recomendamos con toda sinceridad que contrates a un fontanero profesional para que instale el termo eléctrico en tu vivienda, por motivos de seguridad principalmente. De todas formas, a continuación, explicamos cómo se instala un termo eléctrico para que tengas una noción general del procedimiento.

De hecho, existen cursos que se imparten con el objetivo de enseñar a los fontaneros cómo instalar correctamente un termo eléctrico, en orden de mejorar el sistema de calefacción de una vivienda, empresa, local comercial o negocio. Así que, ya sabes, asegúrate que el fontanero que contrates tengas los conocimientos avanzados necesarios para instalar el termo eléctrico que necesitas en tu casa para no correr riesgos innecesarios. Recuerda que no hay mejor inversión que la que haces por tu seguridad.

Una vez considerado todo lo anterior, será momento de comprar el termo eléctrico ideal para tu vivienda. En el mercado encontrarás muchos de distintos tamaños, funciones y capacidades. Los hay desde 50 litros de capacidad hasta programables para los que demanden lo último en tecnología. Nuestra recomendación es que contactes a un fontanero para que te guíe en la correcta elección del termo eléctrico que pueda cubrir todas tus necesidades y exigencias en el hogar.

Ahora deberás decidir dónde instalar el termo eléctrico que compraste. Las viviendas convencionales tienen las instalaciones de tuberías necesarias en la cocina para poder instalar el termo eléctrico fácilmente y luego distribuir el agua caliente al cuarto de baño. Sin embargo, si quieres ubicar tu termo eléctrico en algún otro lugar de tu casa, deberás contratar a un fontanero para que realice las obras necesarias. Eso sí, esta última opción es la que más dinero y tiempo te costará, ya que habrá que instalar nuevas tuberías y realizar todas las conexiones necesarias desde cero.

Luego de que hayas seleccionado el sitio a instalar el termo eléctrico, ya es momento de proceder con la instalación per se. Lo primero que se debe hacer es montar las guías, que irán sujetadas con tornillos y que aguantarán todo el peso del termo eléctrico a instalar. No olvides que el termo eléctrico debe tener cerca una ventana para la ventilación de humos (y para usar menos tuberías de ventilación) y un enchufe para conectarlo a la red eléctrica para que funcione adecuadamente.

Instalar un termo eléctrico: trabajo de fontaneros profesionales

El fontanero a realizar el trabajo, primero instalará un manguito de PVC por donde ingresará el agua fría al termo eléctrico. Seguidamente se instalará la válvula de seguridad que viene con la caja del termo eléctrico. El proceso se repite, pero para la salida de agua caliente. Se recomienda también usar teflón como material aislante en el proceso de instalación de la entrada y salida del termo eléctrico.

Ahora es momento de montar el conducto de ventilación que deberá salir al exterior. Aquí se aconseja prestar especial atención para no cometer el error de dejar fugas de agua o fugas de gas. Luego ya será momento de conectar a la red eléctrica el termo y comprobar que está bien sujeto y que el proceso de instalación se realizó de manera correcta.

Reparar el calentador de agua

Arreglar climatizador de agua resulta una labor algo complicada, debido a que el mismo posee un sistema algo complicado. Por lo que sin duda, siempre recomendamos que soliciten ayuda a un técnico en el área para evitar ocasionar problemas mayores al aparato o poner en riesgo sus hogares.

Reparación de calentador de agua

Ahora bien, ¿en qué momento sospechamos de que nuestro climatizador de agua está dañado? hay varios datos que nos lo indican:

Cuando hay que reparar el calentador de agua

Cuando el calentador de agua apenas calienta ciertas circunstancias comunes, que nos indican que algo falla en nuestro sistema de calefacción de agua, resulta ser cuando el mismo no climatiza el agua correctamente y la deja algo fría o muy fría. Siempre se denota debido a que la misma no estará como usualmente esta, que es bien caliente y agradable. Esta señal resulta ser una muy clara para sospechar de que algo pasa, y solventarlo rápido, sobretodo si te pasa en los meses fríos del año.

Cuando se instala un nuevo electrodoméstico

En ocasiones, también se puede poner en manifiesto de que ocurre algo con nuestro sistema de calefacción de agua cuando colocamos un aparato electrónico nuevo en nuestro sistema de agua potable, esto a su vez, si el mismo utiliza demasiada agua hará notar la deficiencia de nuestro caldero al momento de generar más agua caliente. A veces, resulta recomendable cambiar el antiguo por otro que tenga capacidades mayores. Esto, debe ser consultado por expertos en el área que te ayuden a orientarte en el tamaño que se adapte a tus necesidades.

La bomba de calor está averiada

Por otro lado, es necesario mencionar que no solo los motivos que nombramos anteriormente son los únicos causantes del problema de calefacción del agua, hay otros que también pueden causarlos, estos pueden ocurrir debido a problemas con la bomba que surte de agua a nuestro calefactor, ya que si la misma presenta algun fallo puede causar una disminución en el aporte de agua hacia el mismo y por ende será menor la cantidad de agua calentada.

Reparar el calentador de agua

Arreglarla no es una labor fácil, por ende siempre debes acudir con expertos que te puedan solucionar el problema de forma, rápida segura y con garantía, esto te brindara de nuevo el servicio de calefacción con el que siempre cuentas.

Tuberías atascadas o con fugas

Hay ocasiones en el que, defectos en la red de distribución de agua por todo su hogar pueden tener fallos estructurales capaces de causar taponamiento del sistema o filtraciones que a su vez pueden causar entonces que haya una disminución en la salida del agua caliente, ya sea por obstrucciones en el sistema o por perdidas en el mismo.

Resolver estos problemas no resultan una tarea difícil, solo debemos desobstruir el sistema o encontrar en que parte del sistema hay perdidas que ocasionen filtraciones, a menudo resulta fácil encontrarlas, y posteriormente se debe reemplazar esa parte del sistema que está rota o dañada. Si nunca lo has hecho tú, te recomendamos entonces que acudas con un técnico experto en el área y así visualizaras como se realiza.

Resulta de vital importancia, no permitir que el sistema de calefacción se dañe más de lo que está, ya que entonces no bastará con repararlo, sino que habrá entonces que cambiarlo completamente y será mucho más costoso para ti. Siempre que notes alguna falla o desperfecto en el sistema, acude con las profesiones y evítate un dolor de cabeza peor.

Qué hacer si tenemos mal olor en un desagüe

Afortunadamente, o no en otras ocasiones, el olor que se desprende de los atascos que se producen en nuestras tuberías es perfecto para permitirnos saber que existe este inconveniente, incluso antes de que se produzcan problemas peores como filtraciones o roturas.

Y es que más allá de los motivos por los cuales aparecen los malos olores en las tuberías, tenemos que decir que existen múltiples causas a las que conviene estar atentos incluso de forma previa para evitar de este modo encontrarte con tales complicaciones.

En primera instancia, los residuos tanto de detergentes como de jabones son una de las principales causas de que las tuberías o desagües se atasquen. Normalmente con el paso del tiempo tienen a solidificarse, y eso tiene consecuencias negativas, como se producen los atrancos o el mal olor.

En ocasiones, lo que realmente sucede es que se estanca agua, y en estos casos el riesgo es el doble, debido a que se forman todo tipo de criaderos de bacterias, algunas incluso que pueden tener serios riesgos para la salud de las personas que habitan en esas viviendas. Una buena solución en estos casos puede ser realizar un mantenimiento del sellado de los tubos de la red de saneamiento.

También la antigüedad de las tuberías puede ser otra cuestión que de alguna forma nos alerte acerca de este tipo de inconvenientes. Lo que te recomendamos en este caso es que evites sobre todo en esos casos el desechar restos de alimentos a través de los desagües.

Puedes tomarte la molestia de revisar el sifón si quieres para deshacerte de toda la suciedad que se pudiera haber acumulado en este tipo de situaciones. Si se encuentra atascado y las opciones manuales no dan resultados, debes saber que existen algunas alternativas como por ejemplo productos químicos, no dañinos para el medio ambiente, que terminan con estos problemas.

Más allá de eso, y aunque sabemos que muchos usuarios simplemente comienzan a utilizar de forma desmedida tanto ambientadores como todo tipo de sprays perfumados, conviene que no pierdas de vista que el mal olor en la cocina o el baño es la consecuencia de algo que no está funcionando bien, así que conviene que acometas la solución cuanto antes.

Nuestros profesionales matriculados cuentan con todos los conocimientos que se hacen necesarios en este tipo de situaciones para cuando queremos deshacernos de una vez por todas de los inconvenientes derivados de los atascos, como por ejemplo los mencionados malos olores.

5 consejos para ahorrar agua en tu casa

¿Quieres saber cómo ahorrar agua, y por ende de qué forma ahorrar dinero en cuestiones de fontanería en general? Tienes que saber entonces que lo principal es ser cuidadoso con el uso de la fontanería del hogar, ya que un poco allí comienza todo. En efecto, nuestro primer consejo es que realices un mantenimiento completo de tu red de saneamiento, como así también, que sigas algunas recomendaciones complementarias como las siguientes:

En primera instancia, más allá de la visita de un profesional a tu vivienda, nosotros te recomendamos que realices tú mismo algo así como una inspección de tipo visual del estado general de tu vivienda en búsqueda de roturas, filtraciones, humedad, etc. Ante cualquier duda o sospecha, simplemente tienes que ponerte en contacto con un profesional de nuestro equipo de fontaneros matriculados para que te de una mano.

Luego, y aunque pueda parecerte una cuestión menor, tienes que saber que a veces los electrodomésticos que utilizan agua, como la lavadora o el lavavajillas, tienen pérdidas en sus mangueras, así que también conviene echarles un vistazo.

Todos aquellos desagües o tuberías que tengan filtros en algún punto, conviene que los revises. Esto se aplica en el caso de los electrodomésticos antes mencionados, ya que es habitual que en estos sitios se produzcan acumulaciones de comidas, objetos pequeños y muchos otros.

El mantenimiento preventivo de las tuberías es un elemento más que no deberías descuidar, sobre todo teniendo en cuenta que pueden llegar a atascarse como la consecuencia del constante desecho de todo tipo de residuos o restos alimenticios. Si tienes un atranco ya formado, puedes utilizar un desatascador manual o algún producto químico para intentar deshacerte de él.

Finalmente, si el problema que observas tiene que ver con la aparición de manchas de humedad pero no puedes detectar concretamente dónde surge el mismo, nuestra recomendación al respecto es que te pongas en contacto telefónico inmediatamente con un profesional de nuestro equipo, para de esta forma poder brindarte un presupuesto acorde a tus necesidades.

Como desatrancar el fregadero de la cocina

No es extraño que la red de desagüe de la cocina sea una de las que presentan el mayor número de atascos en comparación con otras habitaciones del hogar, esto debido a la presencia de un elemento vital en el desarrollo de las obstrucciones, el fregadero, ya que aunque este lavabo tiene la función de drenar toda el agua residual que se utiliza para lavar los alimentos, platos, cubiertos y demás utensilios de cocina, las personas se han acostumbrado a usarlo como un sistema para deshacerse de todo tipo de desechos tales como las sobras de la comida, sustancias y líquidos de toda clase, desechos sólidos y demás. Debido al incorrecto uso del fregadero, este se ha convertido en el lugar que con mayor frecuencia sufre atascos, por lo que a continuación le indicaremos como solucionar este problema:

 

Cuando se trata de atascos de fregadero de baja complejidad y magnitud, estos pueden ser solucionados en casa con la ejecución de sencillos y prácticos procedimientos que no requieren de poseer conocimientos profundos en el ámbito de la fontanería ni la utilización de herramientas especializadas. No obstante, cuando el atasco del fregadero sea de gran envergadura, es importante no realizar procedimientos peligrosos ni aparatosos, y permitir que los especialistas profesionales de una empresa de fontaneros Alcala de Henares 24 horas se encarguen de solucionar la obstrucción del fregadero.

 

Las obstrucciones leves de las tuberías son aquellas en las que aún el agua continúa drenándose por el fregadero, pero esta es tragada de manera muy lenta y con cierta dificultad, en cambio, las obstrucciones complicadas y que deben resolver los profesionales de la fontanería, son aquellas en donde el drenaje del fregadero se ha detenido por completo y el agua queda estancada en el mismo debido a una obstrucción absoluta y de gran envergadura en el desagüe del fregadero.

 

Pasos para desatascar el fregadero:

 

Antes de comenzar a desatascar el fregadero, debemos despejar la zona donde vamos a trabajar, es decir, eliminaremos toda el agua que se encuentre estancada en el fregadero obstruido para poder realizar el desatasco. Al despejar todo el desagüe del fregadero podemos percatarnos si lo que se encuentre obstruyendo el mismo es visible y de fácil acceso, ya que, si se trata de restos de comida que se encuentran obstruyendo de manera superficial el fregadero, solo bastara con colocarse guantes de goma en las manos y retirarlos de manera manual y rápida.

 

En el caso de que la obstrucción no sea visible y se encuentre en lo profundo de la tubería del desagüe, es probable que esta también sea provocada por la acumulación de sobras de comida, por lo cual, la solución se basa en desintegrar estos restos de alimentos que se encuentran obstruyendo la misma. Para ello, una de las medidas más básicas y sencillas de desatascar el fregadero es arrojando por el desagüe del mismo agua caliente, ya que gracias a la alta temperatura de este líquido se descompondrá los desechos orgánicos que se encuentren alojados en las tuberías. Al utilizar esta técnica es muy importante que se tomen las medidas de protección necesarias, ya que un accidente con el agua caliente puede ser muy perjudicial para la salud de las personas.

En ocasiones la obstrucción del fregadero no cede con el uso de agua caliente ya que el atasco se encuentra fuertemente compactado y adherido en las tuberías, para lo cual utilizaremos al siempre confiable desatascador de goma, el cual es una herramienta que comúnmente podemos encontrar en todos los hogares y que suele ubicarse en baño o el cuarto de lavado. La ventosa de este instrumento la colocaremos en el desagüe del fregadero, una vez en su posición, primero presionaremos fuertemente hacia abajo el desatascador y luego tiraremos del mismo hacia afuera ya que mediante esta acción se logra crear una fuerza de presión que succiona todo tipo de objetos y desechos que se encuentren obstruyendo la cañería del fregadero.

 

Por último, si ya se usó el agua caliente y se realizó la técnica del desatascador y sin embargo el drenaje del fregadero continua parcial o totalmente obstruido, es muy probable que el problema se encuentre en el bote sifónico de la cocina. Dicho elemento es muy fácil de ubicar ya que se trata de la tapa metálica que se encuentra en el suelo de la cocina, y una vez encontrado se deberá destapar con la ayuda de un destornillador y se realizará la limpieza y extracción de todos los desechos y residuos que se encuentren en esta pieza del drenaje. En los casos donde ninguna de los procedimientos mencionados surgió efecto, esto refleja que la obstrucción de la tubería es de gran envergadura, para lo cual la persona deberá contactar con una empresa de poceros para que mediante la utilización de agua a presión logren desatascar el fregadero.

Encontrar un fontanero seguro

El conflicto de muchos de vuestros hogares es lograr ubicar un fontanero que nos genere seguridad, sobre todo al momento de que os reparéis una obstrucción o realicéis una innovación, a vosotros nos podréis resultar una gran inquietud. Tomar la iniciativa de comunicarnos para solicitar los servicios de estos fontaneros Alcala de Henares baratos profesionales a través de una llamada e inclusive que estos no se apersonen en vuestras casas.

Lograr frecuentar un fontanero que vosotros tengáis una referencia previa a través de amigos o familiares a los cuales les hayan prestado sus servicios, nos serviría de gran ayuda en una urgencia.

Enteradnos un fin de semana por la noche que uno de vuestros ductos de agua caliente ya no funciona se convierte en un conflicto grave, y por esta razón tener a la mano el contacto de un buen fontanero que nos logre solucionar es de suma importancia para vosotros.

Los agentes de bienes raíces, en estos casos, para vosotros podréis resultar una excelente estrategia para encontrar un buen profesional de la fontanería ya que ellos comúnmente cuando tened problemas de preservación de sus locales, resulta necesario que los asista un fontanero, de esta manera vosotros lograréis hallar el profesional que urgimos, vuestros amigos y demás familiares son de gran apoyo en estos casos, siempre dependiendo de sus propias experiencias.

Otra forma de hallar un buen fontanero es a través de la Web, ya que para vosotros este os generaría enormes cantidades de información así como artículos de interés, sugerencias e impresiones de los distintos usuarios. Encontraréis una gran variedad en la dedicación de los mismos, por ejemplo se encuentran los fontaneros para las urgencias, los fontaneros especializados en obstrucciones y los fontaneros que arreglan, restauran, o simplemente realizan trabajos más complejos.

Siempre debemos tener en cuenta que un buen fontanero tendrá una licencia como profesional, el cual os garantizara a vosotros que posee la calificación obligatoria para asumir la responsabilidad del trabajo, ya que en el caso de que algo salga mal, vosotros estaréis garantizados.

Desatascos de tuberías

En todos los hogares son comunes los atascos de tuberías y cuando sucede el desembolso que hay que hacer al tener que llamar a una fontaneria Alcala de Henares, suele desbarajustar nuestro presupuesto. Por eso es mucho mejor prevenir esta situación y para ello es fundamental saber cómo hay que realizar el mantenimiento de las tuberías.

Lo más importante sin duda es no echar comida por el fregadero ya que puede ir acumulándose en el tubo y terminar haciendo un tapón que en cualquier momento va a impedir el paso correcto del agua. Por otro lado, tirar el aceite de las latas puede también hacer que se forme una película a la que se van a ir adhiriendo todas las partículas que vayan pasando por las cañerías, lo que va a provocar malos olores además de acabar taponando el conducto. Si a esto se le añade el uso diario de jabón para limpiar los platos, el problema suele acabar siendo grave antes de que le pongamos remedios. Por eso no está de más que cada diez días aproximadamente limpies las cañerías con una olla llegan de agua caliente a la que habrás añadido unas cucharas de sal.

Pero si el problema ya ha aparecido y el fregadero no absorbe el agua bien, puedes usar algunos remedios caseros. Si el atasco no es demasiado importante, es decir que chupa el agua pero más despacio de lo normal, puedes preparar un vaso con bicarbonato o con sal de frutas y otro vaso con vinagre. Calienta por otra parte una olla con agua y con sal. Echa en el fregadero primero el bicarbonato, después el vinagre y deja que actúe durante quince minutos. Después echa la olla con agua caliente y sal y abre el grifo para comprobar que funciona bien.

Otra opción es usar un desatascador. Para ello solo hay que llenar el fregadero con un poco de agua y bombear hacia arriba y hacia abajo hasta que el desagüe vuelva a funcionar. También se puede desatascar la tubería con métodos algo más sofisticados como meter un alambre acodado con forma de U. En este caso hay que tener cuidado de que no se quede dentro. También puedes sacar el sifón y proceder a limpiarlo.