Como estropear un contador de agua

El coste de las tarifas de agua ha sufrido un considerable aumento en los últimos años al igual que otros servicios de suministro, lo cual ha conllevado a que muchas personas incurran en delitos y fraudes para obtener de una forma mucho más económica los indispensables servicios básicos domésticos tales como la electricidad, el gas, el agua, entre otros.

Cuando las personas se plantean la maliciosa idea de cometer un fraude para poder disminuir la factura del servicio de agua, el primer elemento que contemplan como el objetivo para su crimen es el contador de agua puesto que este dispositivo se encarga de realizar la medición de la cantidad de agua que se consume en la vivienda. No debemos olvidar que estropear o trucar el contador de la luz es un delito que está castigado por ley en nuestro país, según profesionales especializados en familia y vivienda.

Existen muchos modelos de contadores de agua y actualmente los más seguros son los contadores digitales o electrónicos por lo que las empresas de suministro de agua están implementado el recambio de los contadores analógicos por estos nuevos modelos para prevenir las defraudaciones que le suponen a la compañía una cantidad de perdidas monetarias importantes.

Cuando se pretende estropear o manipular el contador de agua para ahorrar dinero el principal objetivo que debe plantearse el usuario es hallar la manera de ralentizar la medición o el registro de la cantidad de agua utilizada en el hogar a pesar de mantener el consumo normal de la vivienda para que el contador emita una lectura menor o inferior de la cuantía total de agua que se está consumiendo.

Para poder llevar a cabo este objetivo ilícito existen muchos métodos diferentes, sin embargo, resulte esencial utilizar una técnica que sea discreta y segura para que la compañía comercializadora del agua no detecte este fraude ya que, de lo contrario, si la empresa consigue pruebas que le permitan afirmar que el consumidor ha estropeado deliberadamente el contador de agua no solo interrumpirá el suministro de este servicio sino que además la imputara una multa económica importante al cliente.

Estropear un contador con un imán

Uno de las formas más utilizadas y conocidas para estropear los contadores de agua es con el uso de un imán, es decir un elemento metálico con propiedades magnéticas.

Esta técnica solo funciona con los contadores de agua analógicos y se basa en el principio de que los contadores cuentan con una brújula interna magnética que registra el consumo de agua, por lo que al colocar un potente imán sobre dicho elemento del contador atraeremos el mismo e impidiéremos su movimiento, de esta forma no se estará midiendo el agua que se está consumiendo.

Otras técnicas utilizadas para estropear el contador

Otro de los métodos empleados que posee una mayor complejidad se trata de adulterar el contaje que ya posee registrado el contador de agua, para ello debemos desmontar el contador de agua con una llave inglesa. Cuando tengamos el contador desmontado veremos como este elemento posee en su interior una serie de pestañas o muescas que son movidas por el paso de agua a modo de molino y con dicho movimiento se va aumentando las cifras del consumo de agua.

Por lo tanto, lo que tenemos que hacer es que dicho sistema de pestañas a modo de molino que se encuentra dentro del contador realice un giro inverso para no sume cifra, sino que se resten las ya sumadas. Para ello colocaremos en el orificio opuesto a la entrada de aguan una manguera que impulse un elemento a presión ya sea agua o aire ya que de esta forma lograremos reducir la contabilidad que ya tenía registrado el contador disminuyendo de esta forma el precio de la factura mensual del suministro de agua.