Instalación de un termo eléctrico

Si buscas mejor la calefacción de tu vivienda, ya es momento de que te deshagas del viejo termo que siempre utilizas. Primeramente, porque su modo de encendido utilizando una cerrilla o un encendedor es realmente muy peligroso y puede poner en riesgo la integridad tuya y la de tu familia. Además, los termos eléctricos de la actualidad son, en líneas generales, muy fáciles de usar, seguros de encender y mucho más efectivos que los viejos termos. Así que, si ya te decidiste instalar un termo eléctrico en tu casa, sea por las razones que sean, en este artículo te vamos a ayudar a hacerlo dejándote una guía de cómo instalarlo de manera fácil y rápida.

Termos eléctricos: principales diferencias

No nos apresuremos, antes de saber cómo instalar un termo eléctrico, primero debemos saber ¿por qué queremos instalar uno? ¿Realmente existen diferencias notables entre un termo eléctrico y un viejo termo? Para responder a esas preguntas comencemos mencionado el modo de encendido de ambos aparatos. Los viejos termos se encienden mediante una chispa que nosotros debemos proporcionársela con una cerilla o encendedor, en cambio, los termos eléctricos actuales se encienden automáticamente por la corriente eléctrica a la que hemos enchufado el termo para que funcione. De manera que con los termos eléctricos no corremos riesgo de quemarnos o nada por el estilo.

Los viejos termos, además, utilizan gas para su funcionamiento, por lo que en teoría son un bombo que, ante cualquier error que cometamos al momento de encenderlos, pueden explotar y causar una tragedia en nuestra vivienda. En contraste, los termos eléctricos solo basta enchufarlos para encenderlos y enseguida tendremos el agua caliente que necesitamos para bañarnos o para cocina. Lo mejor de algunos termos eléctricos, en términos de seguridad, es que no utilizan gas, sino solamente energía eléctrica para calentar el agua por medio de una resistencia, lo cual los hace bastante seguros de usar en nuestra vivienda. Por supuesto, existen termos eléctricos que usan gas y que se enciende mediante una chispa eléctrica.

Otra característica que hace superior a los termos eléctricos frente a los termos viejos, es que los termos eléctricos cuentan con un regulador de temperatura que podemos modificar para obtener el agua a la temperatura que deseemos. Esto es especialmente útil para bañarnos con la temperatura de agua adecuada que no afecte nuestra piel o para calentar el agua al punto de ser útil para usar en la cocina sin la necesidad de utilizar mucho gas para cocinar los alimentos. Además, con este regulador de temperatura podrás ahorrar en luz, al llevar la temperatura al máximo solo cuando sea necesario y mantener en el mínimo cuando no lo estés usando.

Instalación de un termo eléctrico paso a paso

Los termos eléctricos que utilizan gas para producir el calentamiento del agua son especialmente complejos de instalar, ya que, al mínimo error que se cometa, se puede sufrir un grave accidente, como, por ejemplo, una explosión a raíz de una fuga. Por ello, te recomendamos con toda sinceridad que contrates a un fontanero profesional para que instale el termo eléctrico en tu vivienda, por motivos de seguridad principalmente. De todas formas, a continuación, explicamos cómo se instala un termo eléctrico para que tengas una noción general del procedimiento.

De hecho, existen cursos que se imparten con el objetivo de enseñar a los fontaneros cómo instalar correctamente un termo eléctrico, en orden de mejorar el sistema de calefacción de una vivienda, empresa, local comercial o negocio. Así que, ya sabes, asegúrate que el fontanero que contrates tengas los conocimientos avanzados necesarios para instalar el termo eléctrico que necesitas en tu casa para no correr riesgos innecesarios. Recuerda que no hay mejor inversión que la que haces por tu seguridad.

Una vez considerado todo lo anterior, será momento de comprar el termo eléctrico ideal para tu vivienda. En el mercado encontrarás muchos de distintos tamaños, funciones y capacidades. Los hay desde 50 litros de capacidad hasta programables para los que demanden lo último en tecnología. Nuestra recomendación es que contactes a un fontanero para que te guíe en la correcta elección del termo eléctrico que pueda cubrir todas tus necesidades y exigencias en el hogar.

Ahora deberás decidir dónde instalar el termo eléctrico que compraste. Las viviendas convencionales tienen las instalaciones de tuberías necesarias en la cocina para poder instalar el termo eléctrico fácilmente y luego distribuir el agua caliente al cuarto de baño. Sin embargo, si quieres ubicar tu termo eléctrico en algún otro lugar de tu casa, deberás contratar a un fontanero para que realice las obras necesarias. Eso sí, esta última opción es la que más dinero y tiempo te costará, ya que habrá que instalar nuevas tuberías y realizar todas las conexiones necesarias desde cero.

Luego de que hayas seleccionado el sitio a instalar el termo eléctrico, ya es momento de proceder con la instalación per se. Lo primero que se debe hacer es montar las guías, que irán sujetadas con tornillos y que aguantarán todo el peso del termo eléctrico a instalar. No olvides que el termo eléctrico debe tener cerca una ventana para la ventilación de humos (y para usar menos tuberías de ventilación) y un enchufe para conectarlo a la red eléctrica para que funcione adecuadamente.

Instalar un termo eléctrico: trabajo de fontaneros profesionales

El fontanero a realizar el trabajo, primero instalará un manguito de PVC por donde ingresará el agua fría al termo eléctrico. Seguidamente se instalará la válvula de seguridad que viene con la caja del termo eléctrico. El proceso se repite, pero para la salida de agua caliente. Se recomienda también usar teflón como material aislante en el proceso de instalación de la entrada y salida del termo eléctrico.

Ahora es momento de montar el conducto de ventilación que deberá salir al exterior. Aquí se aconseja prestar especial atención para no cometer el error de dejar fugas de agua o fugas de gas. Luego ya será momento de conectar a la red eléctrica el termo y comprobar que está bien sujeto y que el proceso de instalación se realizó de manera correcta.